RESIDENCIA CANINA

LOGO RESIDENCIA CANINARESIDENCIA CANINA CLIVEAL

 

La Residencia Canina CLIVEAL comenzó a funcionar a finales del año 2000 de la mano de Inmaculada Guerrero, licenciada en veterinaria desde 1991, después de haber obtenido todos los requisitos administrativos necesarios para su apertura, siendo la primera residencia canina legal de la comarca Tierra de Barros (Badajoz) y de las primeras en toda Extremadura.

 

 

La Residencia Canina Cliveal nace con el espíritu de poder ayudar a las familias y a los propietarios de perros, para que dispongan de un lugar donde poder alojar a su mascota en unas óptimas condiciones en todos esos períodos del año, que por diferentes motivos (vacaciones, trabajo, salud, etc.) tienen que ausentarse de casa y no pueden llevar con ellos a su fiel amigo de cuatro patas, o simplemente no pueden cuidarlos por situaciones inesperadas.

Nuestra filosofía sobre el servicio de residencia canina va más allá de atender únicamente las necesidades básicas del perro que se encuentra hospedado en ella.

Queremos que la estancia se convierta en un periodo donde la estimulación a nivel físico y cognitivo-emocional del perro sea la mejor posible, para ello es fundamental tener unos amplios conocimientos a nivel fisiológico y etológico del perro.

Por eso nuestro personal tiene la mejor formación posible: veterinaria y educador canino.


 

AQUÍ PUEDES ENCONTRARNOS


La residencia canina Cliveal se encuentra ubicada en la provincia de Badajoz, muy bien comunicada, en pleno corazón de la Comarca de Tierra de Barros, rodeada de maravillosos campos de viñedos junto a la Ctra EX -105, punto kilométrico 75,5 entre las localidades de Almendralejo y Aceuchal.


 

Para acceder a la residencia canina no hay que coger caminos de tierra o en mal estado, ya que está ubicada a pié de carretera.

Está a apenas a veinte minutos de la capital extremeña Mérida y a poco más de media hora de ciudades como Zafra y Badajoz.

 

 INSTALACIONES DE LA RESIDENCIA CANINA

En todo momento, nuestra mayor ilusión y esfuerzo han ido encaminados a crear una residencia canina con unas instalaciones confortables, amplias y funcionales, sin perder de vista la seguridad y la vigilancia de nuestros huéspedes caninos. Nuestra vivienda está a escasos 15 metros de la residencia canina, dentro de las propias instalaciones.

Ofrecemos varios tipos de cheniles, pudiendo ser individuales o colectivos, en el caso de que un propietario tenga dos o más perros. Para ello contamos con variedad de estancias y de diferentes tamaños, adaptándonos de esa forma a las necesidades de espacio que cada perro precisa, según tenga un tamaño mini, mediano o gigante, o para el supuesto de que sean varios perros juntos en un mismo habitáculo.

Los cheniles de la residencia canina han sido diseñados teniendo en cuenta que los perros se sientan agusto y cómodos, así como que tengan un mantenimiento higiénico y sanitario óptimos, por eso se realizan mínimo dos limpiezas diarias de los mismos, aprovechando el periodo de esparcimiento y paseo de los perros en las diferentes áreas destinadas a este fin.

Para facilitar su limpieza, las paredes de los chelines están alicatadas, disponen de sumideros sifónicos y los suelos son de gres antideslizante. La cubierta de la residencia canina está construida con “panel sanwich”, un aislante térmico que atenúa los picos térmicos tanto en verano como en invierno.

Entrada
parque 1
Cheniles 2
parque 2
Cheniles 1
parque 3

Tenemos establecidas una serie de protocolos y rutinas diarias en las cuales el perro podrá pasear, correr, saltar, olfatear, etc. de manera libre y en compañía de otros “canis lupus familiaris”.

No olvidemos que ante todo, nuestros perros son seres sociales, que necesitan relacionarse con otros individuos de su especie y que el olfato es su principal sentido y por tanto debemos estimularlo de la mejor manera posible.

Para el recreo y esparcimiento de los perros, en la residencia canina disponemos de cinco parques independientes, perfectamente vallados, donde los perros salen a correr y jugar junto a otros perros.

Estos parques caninos poseen un suelo de hierba durante los meses de lluvia y de árido silíceo en los meses de verano.

Además, los parques cuentan con zonas donde poder tomar el sol y áreas de arbolado que proporcionan sombra natural durante el periodo estival.

En nuestra residencia canina no se pasean los perros con correa de forma individual, sino que salen en libertad a estos parques de recreo, en compañía de otros perros para que puedan interactuar y socializar entre ellos.

Estos grupos de paseos, se realizan atendiendo diferentes criterios, como por ejemplo el tamaño de cada perro (no es lo mismo un chihuahua que por ejemplo un San Bernardo), el sexo y si están o no castrados, la edad de cada ejemplar (no tiene la misma actividad un perro adolescente que un perro de diez o doce años), o el carácter de cada perro… y siempre bajo la supervisión y cuidados de una persona con amplios conocimientos en educación canina.

La actividad de salidas o paseos a los diferentes parques se realiza dos o tres veces al día, dependiendo de la época del año y también de las condiciones meteorológicas de cada momento.

Durante las salidas de los perros a los diferentes parques, es cuando aprovechamos para limpiar los chelines de cada perro y también para dispensar el agua y la comida.

Además de contar con una clínica veterinaria en Almendralejo para las situaciones en las que cualquier perro alojado en la residencia canina necesite de este servicio, la residencia canina Cliveal también dispone de una pequeña consulta veterinaria dentro de las propias instalaciones, así como de  peluquería canina donde te podemos lavar tu mascota antes de marcharse.

También contamos con una pequeña tienda, donde podrás adquirir piensos de gama super premium  y otros artículos para el perro, a unos precios muy ventajosos.


 

ARTÍCULOS DEL BLOG SOBRE LA RESDENCIA CANINA

Comentarios cerrados.