Saltar a por un perro en brazos

INICIO Foros General Saltar a por un perro en brazos

  • Este debate tiene 7 respuestas, 1 mensaje y ha sido actualizado por última vez el hace 2 años, 11 meses por Belén G.L..
Viendo 8 entradas - de la 1 a la 8 (de un total de 8)
  • Autor
    Entradas
  • #5266 Responder
    Belén G.L.
    Invitado

    Hola de nuevo!!
    Hay un tema que me está siendo difícil de controlar y que realmente no sé qué conducta tomar para que sea efectiva.
    Es cuando cogen a un perro en brazos, porque Enol en cuanto ve dicho gesto no hace más que saltar como si quisiera cogerlo y yo por más que lo llamo para que lo deje o intento que pare es aún peor. Me da que no lo hago bien, es más, creo que aún lo hago peor. Me da miedo que incluso un día en vez de un perro sea un niño y también salte o algo similar. Ya sé que él sólo quiere jugar pero asusta mucho a la otra persona.
    ¿Cómo puedo evitar esta conducta por su parte?
    Graciassss 🙂

    #5270 Responder
    pedro baquero
    Invitado

    Que buen tema Belén, me encanta. A ver como te cuento como yo lo veo sin que te den ganas de mandarme a Enol de vuelta a su casa extremeña 😉

    Creo que Enol hace lo que tiene que hacer para su edad jeje, es decir, descubrir cosas, investigar, saltar, jugar, mordisquear, revolcarse por la hierba y otras cosas más pestilentes, meterse en los charcos, correr tras algo que se mueva, etc etc. En fin, cosas de perros 🙂

    Así que veo normal que Enol se acerque al propietario que ha cogido a su perro y se ponga a dos patas “para ver de que va el juego” y como puede participar.

    En muchas ocasiones los propietarios intervenimos en exceso en las relaciones perrunas de nuestro perro con el resto de perros con los que se relaciona, en la forma de jugar (esto se puede hacer, esto no,…) y así lo que conseguimos en la mayoría de los casos es que nuestro perro tenga dificultad para gestionar por si sólo situaciones cotidianas y además, seguramente al reñirles, corregirles, etc (prestarles atención en definitiva) le estaremos reforzando esa conducta que queremos corregirle.

    Esto último viene a colación por tu comentario “yo por más que lo llamo para que lo deje o intento que pare es aún peor” 🙂

    Muchos ADIESTRADORES, VETERINARIOS, CRIADORES, EXPERTOS EN PERROS,… te dirían que le pongas un collar de pinchos o de estrangulación, que le pegues un buen tirón de la correa seguido de un NO alto y contundente cuando haga algo que no quieres que haga. Seguro que así lo corregimos a Enol a sus 7 meses de vida.

    Vaya solución que te ha dado, eh Belén, jeje. Imagino la cara que se te ha quedado 😉
    Espero ansioso tu respuesta jeje
    Saludos para todos los cliveales asturianos!!!

    #5272 Responder
    Belén G.L.
    Invitado

    Jeje! Me imaginaba que me responderías algo similar y lo entiendo, en el sentido de que es un cachorro y que todo para él es un juego, y que mi rechazo puede acentuar su interés.
    Mi preocupación surge cuando es un niño al que cogen en brazos, pues para él sigue siendo el mismo efecto, saltando, y la madre nunca entenderá la conducta del perro…
    En esa situación ¿cómo sería mejor actuar entonces?
    Graciassss Pedro

    #5279 Responder
    pedro baquero
    Invitado

    Para mi sin duda la mejor opción sería la combimación de tres cosas:
    1ª que el dálmnata esté habituado a los niños (socialización con niños de diferentes edades).
    2ª que tenga aprendido a no ponerse a dos patas para saludar o relacionarse con las personas.
    3ª que tenga muy bien construida la llamada (por si las dos anteriores fallan)

    De esta forma, cuando el dálmata vea a un niño en brazos de una persona, no tendría porque ir a saltar para ver que ocurre; y si de todas formas hiciese esto, pues con una llamada bien aprendida, rápidamente vendría junto a su dueño.
    Esto logicamente requieren de un tiempo para enseñarlo y debemos saber que habrá fallos durante el aprendizaje, por eso es importante no reforzar estos fallos.

    #5286 Responder
    Belén G.L.
    Invitado

    Creo que en el punto 2 tengo un pequeño conflicto jeje! Por que los niños le encantan como buen dálmata, y en general cuando se los encuentra por la calle o en un carricoche o similar sabe actuar con suavidad.
    Pero sí que es cierto que el punto 2 se me resiste. A mí nunca se me sube, eso lo tiene claro, pero no consiga que lo tenga igual de claro con el resto de personas. Nada más que salta corto la situación o lo bajo al suelo y le hago ver que de esa forma si hay mimos y de la otra no. Pero por ahora es un trabajo en balde porque hay muchas personas que lo permiten e incluso les gusta y soy yo la única luchando contra marea para que no se suba. ¿¿¿Alguna solución para este punto???
    Sobre la llamada es cierto que no es un trabajo de un día e intento reforzarla todo cuanto puedo, más o menos funciona bien pero sé que no hay que olvidarse de esa tarea. Me va muy bien lo de aprovechar a llamarlo cuando viene hacia mí como un día me dijiste, no lo olvido 😉
    Gracias Pedro!!!!!

    #5289 Responder
    pedro baquero
    Invitado

    Te entiendo perfectamente Belén con lo de subirse a las personas, es duro trabajarlo en casa y que el dálmata prácticamente ya no lo haga con nosotros y en cuanto sales a la calle haya gente que lo llame y al saludarle nuestro perro se ponga a dos patas y encima le acarician y le regalen el oído… Yo directamente me adelanto a ellos y les digo que no se puede tocar porque tiene una enfermedad en la piel jeje, además lo suelo decir gritando, para que no haya dudas. No es muy educado, pero casi siempre funciona 🙂

    #5290 Responder
    pedro baquero
    Invitado

    Sobre el tema de la llamada, ya se trató hace tiempo en el foro. Te dejo el enlace:

    Que hago para que mi dalmata venga cuando lo llamo

    #5294 Responder
    Belén G.L.
    Invitado

    Genial!!!!
    Ahora mismo me pongo oído a ello :-)))

Viendo 8 entradas - de la 1 a la 8 (de un total de 8)
Respuesta a: Saltar a por un perro en brazos
Tu información:




Comentarios cerrados.