Nociones sobre el Baño del Cachorro Dálmata

Todo lo relacionado con el baño del cachorro dálmata es una de las primeras dudas que se plantea el nuevo propietario y también son de las primeras preguntas que nos hacen las familias que nos adquieren un dálmata, una vez que el cachorro lleva unos días con ellos.

Recientemente esta cuestión ha aparecido en el foro de dálmatas de la web (AQUÍ LO PUEDES LEER).

Como vemos que se trata de un asunto recurrente en el tiempo y que preocupa bastante,  hemos querido hacer este post  de “Nociones sobre el baño del cachorro dálmata”, ya que hay mucha información contradictoria  sobre este tema en internet e incluso en libros sobre cachorros.

 

 

¿Con qué edad puedo bañar mi cachorro dálmata?

 

Esta es una de las primeras dudas que se suele plantear el propietario que ya lleva unos días con el cachorrito en casa.

cachorros de dalmata bañados por un niño

El dálmata cachorro, como si fuera una “mopa”, empieza a atrapar con su pelo el polvo y comienza a mancharse con cualquier cosa que tenga a su alcance por casa, por el jardín, etc.

Y ahí aparece la cuestión de: ¿lo puedo bañar ya… o aún es demasiado pequeño para lavarlo?, y más aún cuando en diferentes webs e incluso en algunos libros, la recomendación es directamente no bañar aún el cachorro.

Nuestra recomendación es muy clara y sencilla, podemos lavar el cachorro dálmata tan pronto como este lo necesite, una vez haya sido destetado. El baño no tiene porqué perjudicar su salud si se hace de una manera correcta.

Con respecto a la frecuencia con que podemos realizar el baño del cachorro dálmata, tampoco hay una norma fija. Lógicamente, si nuestro cachorro se ha manchado e incluso huele mal, debemos bañarlo lo antes posible.

 


Como norma, podemos bañarlo perfectamente una vez al mes,

aunque lo ideal sería bañarlo cuando el cachorro realmente lo necesite.


 

Mucho más importante que la frecuencia con la que debemos bañarlo, es el tipo de producto (champús) que utilicemos para su baño.

 

¿Con qué producto baño el cachorro dálmata?

 

Esta cuestión es muy importante tenerla clara desde el primer día que llega el cachorro a su nuevo hogar.

Nunca debemos utilizar el champú o gel que tenemos en casa para nuestro uso cotidiano o con el que bañamos a nuestros hijos.

El pH de nuestro cuero cabelludo es diferente al pH de la piel del perro. En tanto que el pH nuestro es de 5,5 aproximadamente, el de nuestro cachorrito es entorno  a 7,5 de media.

Por esta diferencia de pHs, los champús de perros son más alcalinos, mientras que los de uso humano son más ácidos.

 

“Hace unos años SI que era recomendable lavar al perro lo menos posible”

 

Todo este tema del pH era el motivo por el que hace unos años los veterinarios recomendaban lavar al perro como mucho dos o tres veces al año, ya que el champú que se usaba era el mismo que el de personas o uno muy parecido en su composición.

Esto provocaba que después del baño el perro se quedara sin su capa de grasa protectora del pelo y se producía un desequilibrio en las glándulas sebáceas de su piel. Siendo muy frecuente que los perros sufrieran picores e irritación de la piel tras el baño con un producto tan agresivo.

 

“Actualmente ya no tiene sentido esa antigua recomendación”

 

Afortunadamente, de un tiempo a esta parte, las investigaciones en dermatología y el avance en la industria de la cosmética han progresado mucho, disponiendo en la actualidad de un gran abanico de productos donde elegir para las diferentes necesidades y tipos de pelos de nuestros perros (pelo corto, pelo largo, pelo duro,…)

Nuestra recomendación es que usemos un buen champú hidratante y dermatológico, para que no reseque ni el pelo ni la piel del cachorro. Habitualmente se tiende a pensar que cuanta más espuma hace el champú, mejor es éste, y generalmente es todo lo contrario.

Un exceso de espuma indica que el champú tiene mucho detergente y por tanto será muy agresivo con la capa lipídica de nuestro dálmata cachorro.

 

¿Cómo debe ser el primer baño del cachorro dálmata?

 

Una vez que tenemos claro que podemos bañar al cachorro y que disponemos de los productos adecuados para él, queda un tema no menos importante: “el modus operandi”

Es frecuente oír a muchos propietarios de perros decir que a sus perros les encanta jugar con el agua, pero en cambio, cuando hay que bañarlos, estos se ponen tensos, nerviosos e incluso alguno de ellos un poco agresivo.

baño del cachorro dálmata

Es de vital importancia que el primer baño del cachorro dálmata (y también los sucesivos durante los primeros meses), sean muy placenteros y divertidos para él, para que haga una buena asociación del mismo.

Para ello necesitamos tomarnos el tiempo necesario, e ir a un ritmo en el que veamos que el cachorro esté cómodo, sin forzarlo en ningún momento.

El baño debe de ser un juego y por tanto podemos usar algún juguete y por supuesto palabras cariñosas y un buen lote de caricias.

 

¡Vamos allá! Empezamos con el primer baño de nuestro cachorrito

 

Lo ideal es echar en la bañera o en el recipiente donde lo vallamos a bañar apenas tres o cuatro centímetros de agua templada. Acto seguido acercaremos al cachorro poco a poco para que se vaya mojando en primer lugar sus patitas.

El siguiente paso será mojar el cuerpo del cachorro con la alcachofa de la ducha.

Pero antes de empezar a mojarlo, nuestra sugerencia es que le pongáis unos tapones de cera en cada oreja (se compran en farmacias), o simplemente una bolita de algodón. Con esto nos aseguraremos de que no le entre agua dentro de los oídos, evitando que se sacuda y sobre todo posibles otitis.

Otra recomendación que también nos vendrá muy bien es mojar la cabeza al final. Justo después de haber mojado y enjabonado bien el resto del cuerpo. Así evitaremos que el dálmata se sacuda demasiado desde el principio, evitando que nos moje y que salpique todo a su alrededor.

Una vez que lo tenemos bien mojado, le aplicaremos el champú por todo el cuerpo, evitando el contacto directo de éste en los ojos.

Para aplicar el champú tenemos otro truco que nos ayudará bastante a hacerlo de manera uniforme y dosificar mucho mejor la cantidad de champú que si lo hacemos directamente echándolo y extendiéndolo con nuestras manos. Para ello usaremos el típico biberón de cocina.

biberon de cocina usado para dispensar el campú delo cachorro

Biberon de Cocina usado como dispensador del champú para bañar el cachorro

Previamente habremos diluido el champú con agua tibia dentro del biberón (1 parte de champú por dos partes de agua) y lo mezclaremos bien.

 

La importancia de un buen aclarado y secado

 

Una vez aplicado el  champú y tras haber masajeado bien todo el cuerpo del perro de forma suave durante unos minutos, pasaremos a aclararle con abundante agua. Muy importante que no le quede ningún resto de champú en su cuerpo.

Tras el aclarado podemos usar nuestras propias manos para de alguna manera “escurrir” nuestro cachorro. Este escurrido lo haremos a modo de masaje por todo el cuerpo del cachorro, y así conseguiremos retirar una buena cantidad de agua.

Acto seguido lo envolveremos en una toalla lo suficientemente grande y lo secaremos con suavidad, también como si fuera un masaje y evitando frotarlo.

Por último, le pasaremos el secador, siempre a una temperatura templada e incluso fría (dependiendo de la temperatura ambiente).

secado del cachorro dálmata

Es muy importante no poner el secador demasiado cerca del cachorro y también moverlo mucho de un lado para otro. No debemos quedar el secador fijo sobre ninguna parte de su cuerpo. Así evitaremos quemaduras en la piel del cachorro.

Bueno, pues esto es todo amigos (como decía Bugs Bunny).  Ojala este post pueda ser de utilidad a todos los propietarios de cachorros que más tarde o más temprano se verán obligados a realizar el primer baño del cachorro dálmata y no cometer los típicos errores de “padres novatos” 🙂

Inmaculada Guerrero  (Veterinaria y Criadora de Dálmatas)

3 comentarios

  1. Muchas gracias Inma!!
    Súper interesante y de gran ayuda, tomo buena nota para cuando llegue el momento ?

  2. Gracias Belén G.L. por tu comentario.
    Queda por ponerle al post algunas fotos y algún video, pero de eso se encarga Pedro 🙂
    Por cierto,te adelanto que ayer le hicimos la segunda ecografía de gestación a Lusi y todo va muy bien. Imagino que entre hoy y mañana subiremos información al diario de la camada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *