Vendo dálmatas baratos, dálmatas de ocasión, ¡super ganga!

Vendo dálmatas baratos o “vendo fox terrier de ocasión” o “vendo la raza X a precio de ganga”… Este suele ser el comienzo de cientos de anuncios de ventas de cachorros en los numerosos portales y sitios web que se dedican a estos temas en internet.

En el foro de dálmatas de la web de Cliveal, ya hace un tiempo que se abrió un hilo sobre ¿cuál era el motivo por el que había tanta diferencia en los precios de los cachorros dálmatas?. Si al final todos eran dálmatas. (Pincha AQUÍ para acceder al foro de dálmatas)

Cuando alguien desea un cachorro lo normal es que comience a buscar por estos portales donde se ofrecen camadas de todas las razas y lógicamente también cachorros de dálmata. A nada que le dedique diez o quince minutos verá que el dálmata es una raza barata o muy barata, ya que el 90% de los anuncios así lo muestran.

En primer lugar deberíamos tener claro que una cosa es “Criar” y otra cosa es “Juntar Perros”.

Criar una camada de dálmatas tiene (o debería tener) una serie de gastos fijos que cualquier persona que desee compartir su vida con uno de ellos debería conocer al menos por encima.

De esta forma la decisión de cual cachorro elegir no sería exclusivamente la económica, a menos que le de lo mismo las condiciones en las que se ha criado ese cachorro. Y que por tanto, en muchos casos le puedan dar “gato por liebre” como vulgarmente se suele decir.

Esta información sobre la cría, sobre las condiciones en que se ha criado el cachorro, quienes son los padres, etc. Es una cuestión pedagógica que toda persona que desee adquirir un cachorro debería solicitar al criador y éste debería dársela de manera clara y honesta.

Esto no suele ser así en bastantes ocasiones, donde por desgracia la cría se convierte única y exclusivamente en un negocio puro y duro. Donde la palabra barato debería hacer reflexionar al comprador por las connotaciones que lleva añadidas.

Si buscamos “barato” en el diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, la primera afección que nos da es que se trata de algo de bajo precio o por debajo de su precio normal. Y si seguimos leyendo un poco más, podemos ver que también se puede considerar barato como algo de baja calidad, como por ejemplo literatura barata, o sea, literatura de baja calidad.

La mayoría de las veces, detrás de un anuncio que comienza por la típica frase de Vendo dálmatas baratos se esconde la “cara B” que nunca se escribe y que se omite deliberadamente y que podría ser alguna de estas:

Vendo dálmatas baratos…

-Vendo dálmatas baratos porque a la madre la alimento con el pienso más económico del mercado, total, ¡para quitarme los cachorros de encima en cuanto le dejen de mamar!

-Vendo dálmatas baratos porque entrego los cachorros con apenas un mes de edad, o incluso menos tiempo, porque ya empiezan a comer y alimentarlos con un buen pienso de cachorros es caro.

 

vendo-dalmatas-baratos-2

-Vendo dálmatas baratos porque paso del periodo de socialización de al menos ocho semanas que todo cachorro debería convivir con la madre y resto de hermanos de camada.

-Vendo dálmatas baratos porque sus pises y sus cacas ya empiezan a ser muy molestas en casa y ya me están estorbando demasiado.

 

vendo dalmatas barato 1

 

-Vendo dálmatas baratos porque paso de llevarlos al veterinario para desparasitarlos y ponerles las vacunas necesarias para su edad, ¡mejor que se las ponga su nuevo dueño!

-Vendo dálmatas baratos porque aunque sé que pueden padecer de sordera congénita, paso de hacerles el test de Baer a los cachorros… eso vale mucho dinero, ¡que se lo haga el nuevo dueño si quiere!

-Vendo dálmatas baratos porque para mi, estos cachorros son únicamente una fuente adicional de ingresos en dinero B y lo que quiero es venderlos baratitos y rapidito… Para luego hacer una nueva camada con la madre, eso del desgaste físico y emocional de la madre es una tontería.

 

vendo-dalmatas-baratos-1

La lista seguro podría ser aún mucho más larga

Detrás de estos anuncios la mayoría de las veces no hay ni amor a los animales, ni compromiso por la raza, ni responsabilidad. Ni muchas cosas más que imagino que cualquier persona que adquiere un cachorro, le gustaría que tuviese la persona que va a criar su futuro perro, su futuro nuevo miembro de la familia.

Un Criador alimenta a la madre (durante la gestación y durante la cría) y a sus cachorros, con los mejores piensos del mercado.

Un Criador desparasita y vacuna sus cachorros siempre bajo la indicación de un veterinario.

Un Criador no los entrega antes de los dos primeros meses de vida, porque sabe lo importantísimo que es para el cachorro esas 8 semanas de aprendizaje y socialización junto a su madre y hermanos.

Un Criador de dálmatas conoce el gran problema que supone la sordera congénita en esta raza, por eso realiza el test de la sordera a todos sus cachorros o le indica al nuevo propietario dónde realizarlo.

Un Criador los entrega identificados con microchip, con su Pasaporte Europeo e inscritos en la Real Sociedad Canina de España, ya que sus perros tienen pedigree para garantizar una pureza de raza.

Un Criador siempre está dispuesto a contestar cualquier pregunta sobre sus perros. A aconsejar sobre los posibles problemas que cualquier persona pueda tener en su día a día con su cachorro o con su dálmata adulto.

La lista, igual que la anterior, también sería bastante más extensa

Esta claro que si el pseudo criador  hiciera las cosas mínimas que hay que hacer para criar de una forma lo más responsable y honesta posible, no podría vender a los precios a los que se publicita diciendo: Vendo dálmatas baratos, vendiendo a unos precios irrisorios, pero que le producen beneficios porque no tiene apenas gastos.

Y también está claro que si el “Criador” NO CRIASE a sus cachorros con todas esas buenas prácticas  que realiza para entregar a una familia el mejor cachorro posible y en las mejores condiciones, también podría unirse al club de vendo dálmatas baratos.

Para colmo de males, también tenemos la cría de cachorros nacidos en granjas o fábricas de perros. Ubicadas generalmente en países del Este y de las que se nutren un porcentaje elevado de las tiendas de mascotas de nuestro país. Se trata de una cría intensiva, donde lo único que prima es la rentabilidad económica, quedando casi totalmente postergada la salud y el carácter de los cachorros.

 

Elección del cachorro

Al final, la elección de uno u otro cachorro, criado de una manera o de otra, la toma cada persona o cada familia que desea un cachorro. Supuestamente sabe de las bondades de convivir junto a un animal tan maravilloso como es el perro. Pero también del compromiso y obligaciones que adquiere al incorporar un perro a su vida.

Cada uno debe valorar que es lo que busca y que es lo que va a fomentar adquiriendo un cachorro en un lugar u otro. Este es sin duda un acto de gran responsabilidad.

Ahora empieza a ponerse de moda la compra responsable. Todos queremos conducir coches que contaminen cada vez menos, o comer alimentos ecológicos por las numerosas ventajas para nuestra salud.

Esa trazabilidad de los alimentos que todos queremos saber, sería bueno que también se considerara importante a la hora de adquirir un cachorro. Sería bueno saber ¿de dónde viene el cachorro?, ¿quiénes son sus padres?. ¿Cómo ha sido criado?, ¿cómo se ha alimentado?, ¿qué garantías nos ofrecen? etc. etc.

dalmata-laetitia-de-cliveal

Si en nuestro país se potenciase la Cría Responsable como se hace en otros países de nuestro entorno (Holanda, Francia, Alemania, Inglaterra,…). España no estaría a la cabeza de los países europeos donde más perros se abandonan al año… Revertir esta vergonzosa lacra comienza entre otras muchas cosas con la elección de dónde adquirir nuestro perro.

Puedes dejar un comentario aqui o en el hilo abierto en el foro de dálmatas en referencia a este tema (pincha AQUI), tu opinión es importante.

Puede que te interese leer un post que guarda cierta relación con este tema. Lo escribimos a raiz de la utilización por otras personas de imágenes de nuestros dálmatas (como si fueran suyos) para vender sus cachorros en diferentes portales de internet:

“Vender un dálmata utilizando malas artes”.


 

Inmaculada Guerrero  (Veterinaria de Cliveal)
Pedro Baquero  (Educador Canino – Especialista en Terapia Asistida por Perros de Cliveal)

4 comentarios

  1. Os cuento lo que me paso a mi cuando compre mi dalmata. Me entregaron mi perrita con el mes sin cumplir (27 dias) porque segun el criador esa era la mejor edad para que un cachorro se vaya con su dueño.
    Al poco tiempo le llame para preguntarle si le tenia puesta alguna vacuna y me dijo que le habia puesto dos vacunas, pero que no tenia la cartilla porque las vacunas las compraba y ponia El, porque llevarlos al veterinario era muy caro.
    Asi que tube qe empezar la vacunacion de nuevo y dando gracias de que no cogiera ninguna enfermedad segun mi vet.

    • Muchas gracias Ayele por tu testimonio.
      Entregar un cachorro con un mes de vida o incluso menos, como te lo entregaron a ti, es una gravísima irresponsabilidad por parte de ese criador. La edad mínima debe ser 45 ó 50 días. Nosotros recomendamos entregarlos a partir de los dos meses de vida (nunca antes).
      Sobre el tema de que el criador te dijo que le había puesto él por su cuenta dos vacunas con tan sólo 27 días de vida, es otro GRAVÍSIMO ERROR, ya que con esa edad no debe vacunarse aún el cachorro.
      De todas formas cuesta creer que ese dato sea cierto, ya que para comprar las vacunas se necesita una receta veterinaria y por lo que comentas que te dijo, no era de ir al veterinario.
      Como bien te dijo tu veterinario, puedes dar gracias de que tu cachorro no cogiera ninguna enfermedad vírica.
      Lo dicho, muchas gracias por tu comentario.

  2. Compro cachorro Dalmata… En Tegucigalpa Honduras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *