Primer día del cachorro dálmata en casa

A partir de las ocho semanas de vida es la edad mínima que en Cliveal comenzamos a entregar a cada familia su nuevo cachorro de dálmata o fox terrier.

Son muchas las preguntas que nos hacen sus nuevos “padres humanos” sobre el cachorro dálmata, su alimentación, vacunas, paseos, si los pueden sacar fuera de casa, etc, etc.

Con este post queremos dar unas breves recomendaciones de como entendemos en Cliveal que debería ser ese primer día del cachorro en su nuevo hogar, con su nueva familia.

Para todas estas nuevas familias, se trata de un día muy especial, de mucha alegría y en la mayoría de las ocasiones, muy esperado. A veces hemos sabido incluso que al cachorro a su llegada le está esperando una maravillosa fiesta de bienvenida, con niños, adultos e incluso más perros…

Para el cachorro dálmata también es un día muy especial, acaba de dejar atrás a su madre, a sus hermanos, y a la que hasta ahora era su familia humana.

En estas circunstancias, nuestro primer consejo es que olvidemos darle una gran fiesta de bienvenida a nuestro nuevo miembro de la familia. Ya habrá tiempo más adelante para esa fiesta, pero una vez que haya pasado el tiempo necesario y suficiente de adaptación del cachorro a su nuevo medio.

Lo primero de todo será preparar un lugar de la casa que sea tranquilo y cálido si es invierno o fresco, si es verano. Este debería ser el lugar que ocupará el cachorro durante las primeras semanas en el hogar.

Cachorros de fox terrier en un parque de cachorros

Cachorros de fox terrier en un parque de cachorros

En él colocaremos una colchoneta o cama para que pueda descansar, un bebedero con agua y otro con un poco de comida.

Este lugar puede ser una zona de la casa habilitada para tal fin, o también es muy recomendable el uso de parques de cachorros modulares, donde el perro estará seguro y controlado en todo momento y lo podremos desplazar a diferentes lugares de la casa.

Una vez que hemos llegado a casa con el cachorro de dálmata o fox terrier, lo colocaremos en este lugar, sobre su cama de descanso y dejaremos que él tome la iniciativa, sin forzar la situación.

En todo momento le hablaremos en tono amable y bajo, nada de gritos y achuchones (ya habrá tiempo para esto último más adelante). Nuestros movimientos no deben ser rápidos y tampoco exagerados, por lo que si hay niños en casa, debemos evitar que estén cerca del cachorro corriendo, saltando o gritando 🙂

cachorro-de-dalmata-descansando-sobre-colchoneta

Básicamente hay que dejarle tranquilo, para que poco a poco se vaya familiarizando con su nuevo entorno, con los nuevos olores, nuevos ruidos, nuevas voces,…

Esto no significa que lo dejemos solo, sin nuestra presencia. Lo ideal es que estemos cerca, pero sin atosigarle. A intervalos de tiempo nos acercaremos a él, nos sentaremos a su lado, le hablaremos en tono cariñoso y le daremos pequeñas caricias, muy suaves y preferiblemente por el lomo, evitando tocarle la cabeza, sus patitas y su cola.

Este primer día no es muy recomendable que lo bañemos. Si durante el viaje vomitó o se manchó, lo ideal es usar un paño húmedo o toallita para limpiarlo… ya habrá tiempo más adelante para darle un buen baño.

Cada cachorro tiene su propia personalidad y a estas edades, todos son muy sensibles, por lo que debemos empatizar con él, e intentar que estos primeros días de adaptación sean lo más relajados y tranquilos para ese precioso cachorro de dálmata o fox terrier que nos ha conquistado el corazón.

Si necesitas más información sobre ese primer día del cachorro dálmata en tu casa, puedes dejarnos un comentario y te responderemos lo antes posible.

Inmaculada Guerrero (Veterinaria)
Pedro Baquero (Educador Canino –  Especialista en Terapia Asistida por Perros)

6 comentarios

  1. Tengo un cachorro dalmata de casi cinco meses y nos tiene un poco canasados a todos en casa por lo trasto que es. Leyendo este artículo me doy cuenta que el primer día lo hicimos fatal. Tampoco nos dijeron nada cuando lo compramos en la tienda.
    ¿Como puedo corregirlo cuando se porta mal en casa?

    • Hola Javier, te agradecemos tu comentario. Para poder ayudarte mejor, deberías mandarnos un e-mail lo más detallado posible sobre el comportamiento del cachorro, indicándonos el mayor número de datos posible y las “correcciones” que aplicas a tu perro, etc etc. Te responderemos lo antes posible 🙂 y de entrada, nuestro primer consejo es que te pongas en manos de un educador canino de tu localidad, él mejor que nadie puede hacer una valoración más real viendo el comportamiento del cachorro y seguro que te podrá ayudar mucho mejor.

  2. Muy interesante el escrito. Justo ayer, llegó mi nueva mascota a casa. es un bello dálmata. Hemos hecho en casa algunas de las cosas que sugieren en su texto, por ejemplo: ya delimitamos en casa un espacio solo para ella, con su cobija, mantas e incluso algunas prendas con mi olor para que no se sienta sola; pero aún asi la perrita contiúa llorando, casi sin parar, qué debo hacer? quiero que se adapte a ese espacio y lo sienta como suyo. ?Acaso es normal esta reacción en ella? ?debo ignorarla mientras reclama nuestra atención para que se adapte o debo tomar otro mecanismo ? Ahhh otro detalle mientras juega muerde bastante, cómo corrijo esto?

    • Hola María, sería importante saber que edad tiene tu cachorro dálmata. En estos primeros días, más que el olor de su nuevo propietario, lo que necesitan es el olor de la madre, ya que el del propietario aún es desconocido para el cachorro. Si no tienes una prenda con el olor de la madre, puedes utilizar feromonas de apaciguamiento (DAP).
      Puedes encontrar algunas respuestas a varias de tus preguntas en otro artículo de nuestro blog, el enlace es:
      https://www.cliveal.com/2015/11/11/primeras-noches-del-cachorro-dalmata-en-casa/
      Por último, sobre el tema que nos comentas de que el cachorro muerde bastante cuando juega, de nuevo sería bueno saber que tiempo tiene y cuanto tiempo ha pasado con la madre y con el resto de la camada, ya que lo que en etología se denomina “inhibición de la mordida” es iniciada en el cachorro a través de la madre y durante el juego con el resto de los hermanos de camada. Esta enseñanza a veces hay que continuarla en casa, para ello una técnica que funciona muy bien, es dar por terminado el juego en el momento justo en que el cachorro empieza a mordernos de manera bruta y fuerte.
      Muchas gracias por tu comentario María.

  3. Buenos dias,
    Me parece muy interesante este post, he estado leyendo todas las entradas del foro del cliveal, mi preocupacion es la siguiente, voy a adoptar a un cachorro pero ya con 10 meses, hasta ahora ha vivido con su padre, su hermano y de mas perros, y quiero hacerlo bien en el momento de que venga a casa, para que ya no se sienta extraño, tomo nota de prepararle su rincón pero al ser ya un perro “algo independiente” me gustaria que me diesen algun consejo para hacerlo bien en el momento de la llegada a su nuevo hogar!
    muchas gracias!
    reciban un cordial saludo

    • Hola Nora, primero de nada enhorabuena por tu decisión de adoptar.
      Con diez meses de edad tu dálmata está en plena adolescencia canina, con todo lo que ello conlleva.
      Es importante que no fuerces la amistad, cada perro tiene su propia personalidad y no ayuda mucho estar en todo momento pendiente del perro como mucha gente suele hacer.
      Desde el primer momento debemos de ofrecerle ese rincón de tranquilidad que le aporte seguridad. Poco a poco seguro que irá interactuando con nosotros. Él debe ser el que lleve la iniciativa en este tema. Hay perros que enseguida se vinculan con su nuevo dueño, pero otros necesitan más tiempo.
      Unido a lo anterior, algo muy importante también es no forzar las caricias, ya que si el perro no nos conoce puede sentirse intimidado. Todo debe ir despacio, cada cosa a su debido tiempo 🙂
      Lo normal es que al principio cometa errores, por lo que deberemos estar preparados y tener calma y paciencia.
      Los paseos estos primeros días no deberían ser demasiado largos y evitaremos en lo posible zonas con muchos perros o estímulos altos. Estos paseos deberían ser varios a lo largo del día, para que poco a poco vaya cogiendo también la rutina de hacer fuera de casa sus necesidades. Si no le damos muchas oportunidades al principio, lo normal es que no pueda aguantarse y se las haga en casa. Piensa que una forma de eliminar estrés es haciendo pis.

      Para los paseos evita collares de ahogo (y por supuesto de pinchos) y usa una correa larga, así será mucho más fácil para él el poder relajarse oliendo todo lo que encuentre a su paso.

      Ya nos irás contando tu experiencia… por supuesto que puedes usar el foro de la web para cualquier cosa.
      Muchas gracias por tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *